Pánico escénico

«Me gustaría saber si este curso intensivo puede quitarme el miedo o pánico a hablar en público».

No me sorprendió nada recibir ayer esta consulta. El miedo a hablar en público es un fenómeno común a muchos profesionales, cuya actividad les exige hablar en público. Antes de celebrarse el intensivo sobre habilidades comunicativas, el participante recibe un formulario con preguntas diversas que deberá responder: descripción de las situaciones comunicativas más frecuentes que afrontar habitualmente, qué uso hace de la voz (docencia, formación, conferencias, reuniones), los puntos fuertes y débiles de su voz y comunicación y otras preguntas abiertas donde pueden desahogarse y describir con detalle cuáles son los objetivos de aprendizaje y qué desean mejorar.

El pánico escénico es una problemática recurrente y común a muchos de los participantes en los cursos de habilidades comunicativas.

¿Podemos «trabajar» el pánico escénico? ¿Deshacernos de él hasta superarlo?

La formación que imparto, no funciona como una pastilla, te la tomas y el dolor de cabeza desaparece. Además, el curso no tiene como finalidad, en si mismo, «hacer desaparecer el miedo» a hablar en público. El objetivo que persigue la formación es proporcionar al participante las herramientas fundamentales para comunicar eficientemente, con convicción y seguridad. Ahora bien, a consecuencia de la información adquirida y las prácticas experimentadas durante el intensivo, al terminar la formación, el participante es capaz de «mirar al miedo por encima del hombro» incluso dedicarle una sonrisa burlona. Esto no pasa por arte de magia, sino gracias al análisis de las situaciones comunicativas en las que el miedo, los nervios y la inseguridad hacen acto de presencia, y por aprender a utilizar las herramientas y aplicar las estrategias que el curso proporciona. Conciencia, conocimiento, análisis y acción. Por decirlo de forma resumida, esta es la hoja de ruta del curso.

Quizás no hago otra cosa que ofrecer lo que yo busco cuando soy alumna, tomar conciencia, experimentar y analizar para entender el conocimiento que se me proporciona y pasar a la acción, con confianza, cuando llegue el momento.

¡Que tengáis muy buena semana!

ÚNETE AHORA